KEANU REEVES CONFIRMA LO QUE TODOS PENSÁBAMOS

Las imágenes que le dan la vuelta al mundo muestra a Keanu comiendo un sándwich o viajando en el metro, caminando solitario por una concurrida calle de New York o paseando discretamente a su perro.

Tiene una sonrisa un tanto melancólica, una mirada de candor y humildad que traspasa la pantalla; para completar se expresa de forma tan positiva de su trabajo, sus compañeros y lo que le rodea sin quejarse de la vida tan indudablemente dura que ha vivido: pérdidas afectivas, familiares, separaciones, ausencia paternal y una etapa escolar de chico rebelde y disléxico.

Keanu Reeves nos confirma lo que todos pensábamos, es un “Asperger mediático”. Como tantos famosos a los que se les atribuye Asperger, Keanu tiene todos los síntomas de un Asperger circunstancial que llevan a idealizar el autismo como una forma de ser y de comportarse ante el mundo. Algo que hace mucho daño a la comunidad autista.

Los modelos de personajes exitosos que exudan carisma, bondad y generan un fanatismo potenciado por los medios de comunicación y las redes sociales, encontraron en el Asperger un ingrediente más para captar la atención. Lo preocupante es que la comunidad asperger/autista lo convirtió en su ícono representativo. Las familias y no pocas personas con la condición descartaron a Einstein y a Bill Gates por personajes más “reales” como el recientemente “diagnosticado” actor Anthony Hopkins.

Las redes sociales hierven de reacciones positivas y comentarios del tipo “lo sabía”, “es tan buen ser humano que solo podría ser asperger” “su talento se lo debe al asperger”. Y los medios notaron la marea de atención que esto genera y vaya si lo han sabido utilizar! Hasta diagnostican! De paso hay que aclarar que Reeves jamás ha confirmado un diagnóstico más allá de su dislexia.

El autismo y el asperger va más allá de seres bondadosos, frágiles, con una sonrisa que derrite el hielo. Pareciera olvidarse que el autismo va de dificultades de función ejecutiva, trastorno de ansiedad, dificultades de comunicación, depresión, crisis, trastornos alimentarios, problemas de teoría de la mente, inflexibilidad, conductas estereotipadas, fluctuación sensorial; aparte de las consecuencias del entorno: imposibilidad de terminar la escuela, de acceder a un trabajo, de una vida independiente, de conformar una familia, de gozar de derechos esenciales o de poner en riesgo su vida por no entender las señales de peligro o confinamiento porque se le catalogue como peligroso.

Los modelos de Asperger mediático o Asperger circunstancial generan ideales que llevan a que la sociedad ignore su responsabilidad, trivializan un condición como el TEA y lo convierten en un show irrespetuoso para quienes llevan una lucha para sobrevivir a su propio autismo. Al autismo real.

Qué más quisiéramos que al autismo se definiera como: “trastorno que se manifiesta en seres solitarios, pacíficos, generosos, respetuosos, enigmáticos y magnéticos.” Nos ahorraríamos la intervención! (¿Sabían que hay un movimiento que busca eliminar el autismo de alto funcionamiento del próximo DSM porque es una forma de ser?)No seamos triviales con el autismo.

No nos dejemos llevar por los medios masivos que viven de dar publicidad a estos personajes. Keanu tiene detrás gente que construye una imagen, una marca, un emblema. Lo que ven es el trabajo de gente que sabe posicionar a una figura pública. Y mientras esperamos que Reeves sea el primer actor “autista” beatificado de la historia, no olvidemos a los anónimos seres que viven un autismo real en una lucha que lejos está de ser posteada en las revistas digitales de farándula.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s