AUTISMO Y EL HALLAZGO DE AGUA EN LA LUNA: UNA CONVERSACIÓN INCÓMODA.

Hoy salió la noticia: hay agua en la luna! Una conversación perfecta para alguien como yo. Pero también nada fácil para alguien como yo. Ser autista no siempre es una ventaja (sí, tiene ventajas y muchas), a veces se convierte en un lastre que aparece en el momento menos indicado.

¿Cómo sería?

Me encontraría con alguien a quien pudiera confiarle la enorme cantidad de información que he recopilado a lo largo de la mañana y la tarde (no lo llamaría amigo o amiga, aunque antes todo aquel que se mostrara amable conmigo entraba en la categoría de amistad. Ya luego comprendí con rudeza y sorpresa, que cortesía y enojo están separados por una línea muy delgadita.) Van a tener que disculpar mis paréntesis recurrentes, pero con ellos es como explico las paradojas autistas (los haré lo más divertido posible) (ojalá la vida estuviera llena de paréntesis explicando cada cosa que no entiendo).

Mi monólogo sobre la Luna empezaría con una pregunta de cortesía (antes le entraba a cualquier tema porque pensaba que mi … amigo estaría enterado y ya luego una terapeuta me enseñó que era necesaria la pregunta de cortesía y sobre todo escuchar la respuesta)

—¿Sabías que la Nasa reportó agua en la Luna? (espera…)

Mi mente algorítmica por una sola vez estará feliz de un SÍ o un NO (recuerden es pregunta de cortesía, igual soltaré el discurso, no hay pierde).

— No

Le hablaré del lado luminoso de la luna con muchos detalles y luego haré una exposición acerca de la estación de observación SOFIA le diré que puede ser H2O o simplemente una molécula de hidróxilo indeterminado por ahora hasta que la firma espectral lo defina. Continuaría con geología de la luna y el por qué en el cráter Clavius,  se encontrarían las valiosas moléculas, que necesitan estar protegidas. Y que también se encontraron algunas moléculas en el Mar de la Serenidad. Para saber si eran moléculas de agua necesitaron comparar la emisión espectral con la de agua encontrada en meteoritos (aún no hablo del observatorio pero ya tengo en mente los datos como en una represa que explotará de no encontrar un momento donde acoplar el tema).

De nuevo y para entrar a un subtema, otra pregunta de cortesía:

—¿Sabes cuánta agua se encontró? (espera… espera…)

— ¿Cuánta?

(Sí!!!) (Me lo dirá con un tono que detecto incómodo, pero no aun para mí)

—Solo se determinará cuántas moléculas de H2O o Hidróxilo aplicando la ley de de Beer-Lambert: una relación entre abundancia en unidad espectral y profundidad de banda (saltaré la explicación de la ley porque no me es clara pero la investigaré esta madrugada hasta que salga el sol, se me ocurre un chiste).

Aún falta explicar el origen del agua (no he mirado el reloj, tengo un método de socialización donde según pruebas y mediciones, no tan exactas como las de la NASA, tres minutos de monólogo es lo que resisten los neurotípicos, algunos resisten cuatro minutos y algunos solo treinta segundos, saco la media estadística y tres minutos es la cifra más segura, llevo cuatro con doce segundos!!) Pregunta de cortesía:

—¿Y sabes de dónde se originan esas moléculas de agua? (espera… espera… creo que no fue bueno pasarme de los tres minutos… )

—¿De dónde?

— El agua presente en la exosfera lunar se absorbe por un proceso químico, también pequeños meteoritos al impactar dejan esas moléculas en los cráteres minúsculos atrapadas entre vidrios producto de la colisión o también puede formarse en la propia superficie lunar en moléculas básicas de hidróxilo por temperaturas en el Ecuador lunar al medio día lunar, esta última hipótesis parece ser la más acertada.

Pero falta la pregunta más importante: ¿Cuánta agua hay en la Luna?… esa será mi próxima “pregunta de cortesía” (pero antes que la pueda formular recuerdo que mi método de socialización admite solo tres preguntas de cortesía y una de seguimiento, me dijo mi terapeuta de lenguaje que siempre debería preguntar qué opinaba el interlocutor para saber si estaba interesado en el tema y yo podía seguir hablando. A estas alturas y eso que no hablé del observatorio SOFIA, que para mí es más fascinante que la misma luna. Me gustaría poderle contar el SOFIA es un telescopio de 2,5m anclado a un Boeing 747 utilizado para astronomía infrarroja y submilimétrica y que tiene un instrumento llamado FORCAST GO63, hablaría de pulgadas, ranuras y pixeles, latitudes de exploración lunar, pero mejor concluyo con la pregunta de seguimiento…)

— ¿Qué te parece lo que te he contado? (espera… espera…)

— Maravilloso (su entusiasmo me indica que no le parece maravilloso y eso que no he mirado su rostro, un indicador infalible de aburrimiento o exasperación que frena cualquier entusiasta conversación o en mi caso monólogo).

Como ves mis conversaciones no son tan sencillas y siempre terminan en una recriminación y una autocrítica, aprendo y vuelvo a incurrir en el mismo error. Es nuestra naturaleza quedarnos en los detalles de un tema y olvidar que a veces lo que hablamos no es interesante para el interlocutor o no es el momento para hablar de algunas cosas. Solo nos queda esperar que ese “amigo” no nos evada con un silencio que grita ¡Cállate ya! O que para la próxima se excuse y no nos quiera hablar o sencillamente no haya una próxima vez.

A menos que tú quieras que te cuente sobre la guerra que empezará entre dos potencias por los minerales de la luna…

— ¿Sabías que una superpotencia piensa explotar minerales en la luna? (espera…)

2 comentarios en “AUTISMO Y EL HALLAZGO DE AGUA EN LA LUNA: UNA CONVERSACIÓN INCÓMODA.

  1. angelaco

    jajajaj Fermin, qué ternura la historia con tu esposa. Pues mira que disfruté mucho escribiendo este post que salió de mi imagination y de escuchar a las personas con asperger narrar sus cosas. Algunos han sido callados y otros (que creo que es el peor de los casos) detectan cuando la otra persona los escucha por pura obligación. Escogí el tema de la Luna porque yo soy un poco así: Esas cosas me apasionan y le ando contando a los cercanos lo que he averiguado sobre algún tema y me emociono e investigo toda la madrugada hasta que salga el sol (que es lo que creo me preguntas, es decir hasta que amanece). Las preguntas amables es porque en ese intento de ser socialmente aceptables preguntar al interlocutor si quiere escuchar algo es como una norma de cortesía, aunque algunos aspies no quieran saber la respuesta sino pasar ese filtro y luego seguir en su soliloquio. Es un mundo interesante el de una conversación de este tipo. Incómoda es por la situación del interlocutor en medio del discurso imparable e incómoda para el autista que no saber en qué momento detenerse hasta cuando ve la cara de aburrimiento o exasperación. Yo los comprendo. Un abrazo y síganse cuidando mucho.

  2. Ay, mira que me gusta. No sé de dónde sacaste el texto. ¿Lo escribió Sebastián?
    Es muy interesante lo del agua, y me parecen super buenos los detalles que da.
    Lo que no entiendo demasiado es ese autocontrol y las preguntas bondadosas para la otra persona.
    Yo creo que si tuviera una amigo al que le gustase un tema tan precioso del que no tengo ni idea, me gustaría escucharle. Y seguro que con el entusiasmo que pusiera sería aún más bonito. No hay cosa peor que escuchar una lección de un profesor aburrido. Lo mejor es que medio entiendo lo que va diciendo. O quisiera entenderlo por lo menos. Le hubiera preguntado si el Boeing capta su señal en vuelo o está en tierra. Supongo que en vuelo porque en tierra sería muy raro. Pero de ahí le sacaría la siguiente pregunta o quizá él me ofrecería la respuesta antes de formularla: ¿Cómo se estabiliza un aparato en movimiento? Es que se me hace complicado. Si los telescopios en tierra no se deben mover etc… no sé.
    Ay … yo creo que si lo titulas como conversación incómoda es que no interesó. Yo sé cuándo le pasa a mi esposa. Empieza a bostezar o me pide que me calle: “¡Ay coco! ¡Cállate ya que me estás poniendo la cabeza como un tambor de guerra!”
    Luego me callo y pretendo hacerlo para toda la vida. Y al rato me dice: “¿Ya te has enfadado? Majo, es que aburres a las cabras. Anda. No te enfades.” Y me regala un beso. Pero se tarda en pasar …
    En fin. Pues nada. Me gustó mucho el texto. Y me he reído bastante con lo de “No hay pierde” y lo de la “presa que explotará” si no da salida a los datos.
    Y estaría bien si explicaras cual es el chiste de quedarse hasta que salga el sol buscando información.
    Muchas gracias. Muy guay el texto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s