HIJO: SOLO RESPIRA!!

Esta mañana mi hijo se levantó inusualmente alterado, imaginé por haberse trastornado su rutina y tener que ir a sus exámenes de laboratorio (ecografía abdominal). Pero su alteración era algo así como una inquietud que no le permitía siquiera desayunar. Caminaba de un lado a otro de la casa, saltaba, movía sus manos, verbalizaba ecolalias con más intensidad. Yo solo esperaba el momento en que su rabieta explotara.

Intenté tranquilizarlo, le pregunté cómo se sentía, pero en ese estado apenas si me escuchaba, estaba totalmente desconectado del entorno y paradójicamente sobrepasado por el mismo: Autismo en toda su dimensión.

Empezó a respirar rápidamente y lo único que pude hacer fue enfrentar la más fuerte rabieta de los últimos meses.

Gracias a Dios estábamos en casa y no en la clínica o ni siquiera estaría narrando esta historia.

Cuando su descontrol era total y empezaba a autolesionarse hice lo que siempre aconsejo NO HACER: Gritarle… tomar sus 1.80 de estatura y arrinconarlo contra un mueble tan enorme como él a riesgo de que su fuerza me ganara y yo terminara lastimada. ¿Qué le grité? ¡RESPIRA!!

Hace unos días alguien me escribía preguntándome cómo había logrado controlar el autismo y “llevarme tan bien”  con la condición de mi hijo. Mi respuesta fue clara… aún no lo he logrado. Sigo aprendiendo y enfrentando tanto tormentas como disfrutando de días soleados.

Mi hijo todos los días enfrenta las manifestaciones del autismo que no le permiten las treguas que a veces necesitamos para tomar aire… respirar.

Con esto que hoy expreso en esta entrada intento mostrarles que como padres estamos siempre expuestos a que el autismo nos tome con la guardia baja. Nos sentimos terriblemente impotentes al no poder evitar ese mal momento de un chico incapaz de decir lo que siente.

Con frecuencia pienso cuántos padres justo en ese momento estarán pasando por lo mismo que paso con mi hijo y … me siento mejor, ya no tan sola en estas batallas de las cuales perdemos  su real proporción.

¿Cómo terminó todo?

Sebastián me miró con sus ojos angustiados escondidos entre su pelo mojado por el sudor y me repitió RESPIRAR! Y empezó a tomar aire como le enseñé desde sus dos añitos cuando era más fácil sobrellevar una rabieta.

A lo largo del día ha seguido inquieto pero menos alterado.

Y le sigo repitiendo para que no lo olvide y con voz susurrante… RESPIRA!

Cierro con este vídeo precioso…

Anuncio publicitario

6 comentarios en “HIJO: SOLO RESPIRA!!

  1. Gracias gracias graciaaaaassssssssss!!!! No encuentro otra cosa que decirte, hace poco estoy leyendo tu blog y no sabés lo que nos está ayudando con nuestro hijo. Creo firmemente que lo que das de alguna manera te vuelve con mayor intensidad, graciaaaaaas!!!

  2. rossanabessu

    Gracias por compartir esa experiencia que siempre nos vuelca el alma, yo le he enseñado a mi hijo también a respirar, con una fosa nasal y luego la otra y luego sacar el aire por la boca, a vece lo piensa y le funciona bien, otras veces no logra calmarse. Entonces le digo alguna palabra que se que le gusta o algo chistoso, trato de desviarle la atención de lo que le enoja. Doce años, es fuerte, pero deja que le entrelace mis dedos entre sus dedos y le digo nos queremos mucho, no hay que enojarnos tanto y se calma, me mira a los ojos y se calma, sobre todo porque sabe que lo entiendo, que nos parecemos mucho.

  3. F e r m i n Romero de Torres

    Qué asombrosa capacidad tienen los niños del vídeo para explicar lo que sienten.
    Qué difícil es cada día a pesar del conocimiento y la experiencia que tienes. A pesar de tu cariño, tu paciencia y capacidad para transformar la llegada de un torrente de confusión y emociones eres sobre todo un ser humano ( un ser con enorme corazón ) y comprendo que en ocasiones te desbordes. Incluso en estas ocasiones, en lugar de luchar contra el torrente, lo dejas fluir y lo acompañas haciendo que al menos deje de brincar entre las rocas y baje más despacio, más silencioso al menos.
    Preciosa lección y coraje.
    Gracias a todas las madres y padres por intentarlo, por vuestra fuerte voluntad.

    1. angelaco

      Nunca deja uno de juzgarse y de responsabilizarse hasta de lo inevitable. Totalmente de acuerdo con lo de dejar fluir aunque toque recogerse para protegerse. Gracias por tus palabras… el coraje de otros es mi coraje.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s