Autismo: El cerebro de tu hijo procesa en algoritmos.

nino-mirando-piezas-de-ajedrez

Pablo abre los ojos una vez escucha la alarma de su celular…es miércoles y su día se programa en torno a las actividades que hará:  Exposición sobre África a primera hora, gimnasia y taller de marroquinería en la tarde.

Pero hay detalles intermedios a tener en cuenta… llueve. Necesitará sombrilla, chamarra y sus zapatos para la lluvia. Ya en pie luego de ducharse observa el desayuno sobre la mesa, su madre dispone mantequilla, mermelada, galletas y pan… chocolate y huevos revueltos… Ayer le informaron que no habría ruta escolar entonces la noche anterior decidieron que tomaría un autobús pero a última hora la lluvia lo cambia todo y deciden que pedirán un Uber.

Todo se trata de elecciones y cualquiera que escoja determinará la siguiente decisión y la siguiente.

El cerebro de las personas con autismo es procedimental, estructurado, lógico y objetivo, sigue patrones. Un algoritmo funciona así. Justo como el cerebro de Pablo, una persona con autismo.

¿QUÉ ES UN ALGORITMO?

Es algo que usamos todos los días en todo momento. Un algoritmo es una serie de pasos que se deben seguir de forma estructurada y predecible. Parte de secuencias lógicas que tienen un fin muy específico: encontrar una solución a determinadas cuestiones que nos llevan a elegir el camino que creemos es correcto.

Los cerebros de las personas neurotípicas (Normales) funcionan en automático, intuitivamente toman decisiones todo el tiempo sin reparar en los pasos o la lógica. Un cerebro autista obedece a procesos muy estructurados sin los cuales funcionar es imposible.

¿CÓMO ES UN ALGORITMO?

Es secuencial obedece a pasos ordenados con alternativas de acuerdo al contexto y a la información recopilada a través de experiencias anteriores. Despertar…tomar la ropa…ducharse…desayunar…salir al paradero…etc.

Es predecible y estructurado. Lleva una lógica que le permite anticipar cada paso. Se crea a partir de rutinas y anticipación. Se convierte en una norma.

Es focalizado (acotado). Se reduce a dos alternativas, demasiadas colapsarían la secuencia de pasos. Las alternativas son de SI o NO…Café o Chocolate… Chaqueta o abrigo…

No permite ambigüedades ni incertidumbres, es concreto y práctico, sigue caminos estructurados.

Sigue reglas específicas de tiempos, contextos y acción que deben cumplirse para darle continuidad a los siguientes pasos.

¿CÓMO FUNCIONA LA MENTE ALGORÍTMICA DE UNA PERSONA CON AUTISMO?

Al final todos los seres humanos funcionamos a través de decisiones que tomamos cada minuto. Pero en las personas con autismo ese proceso de decisiones es más evidente, necesario y análitico. De allí que sus procesos sean más lentos no por incapacidad sino por excesivo análisis.

Utiliza algoritmos para todas las áreas de su vida:

Desde como saludar, hasta programarse para hablar de algunos temas. Desde pedir un favor (cosa que les cuesta bastante) hasta saber cuándo deben decir SI o NO en determinadas interacciones.

Ejecutan también algoritmos muy complejos que se enfocan en personas específicas y que aprenden de la interacción con cada una de ellas. No es lo mismo interactuar con un maestro que con un desconocido o con alguien vinculado afectivamente.

Los estudiosos del cerebro autista y los mismos testimonios de personas con la condición nos han permitido reconocer cerebros con pensamientos visuales y con una memoria más efectiva en el largo que en el corto plazo, como lo describe Temple Grandin en su libro “El Cerebro Autista”

“Mi cerebro almacena imágenes y conceptos como una computadora, a continuación, recupera las imágenes correspondientes a voluntad y necesidad. Mi cerebro funciona como un motor de búsqueda. Hace copias de seguridad de eventos que se repiten con frecuencia y que de romperse en algún punto generarán un muy mal estado mental.”

El cerebro de una persona con autismo clasifica la información que le llega, de allí el erróneo concepto de lento procesamiento cuando en realidad toma cada fragmento de información y lo lleva a casillas en su cerebro que luego utilizará conforme a sus necesidades. Un proceso complejo que se ralentiza no por la lentitud sino por los grandes volúmenes de información que maneja.

Esta habilidad de clasificar se combina con las particularidades asociativas tan poderosas en las personas con autismo, lo que lleva a generar los algoritmos más complejos vinculándose, encadenándose con otros algoritmos llevando a estrategias de supervivencia en un mundo no siempre predecible.

Quizá por eso la ansiedad es el estado mental más recurrente en alguien con autismo justo porque cualquier cambio que se genere en el entorno afecta esos procesos secuenciales y predecibles que ya tenía establecidos y al sufrir una mínima variación derrumba todo el proceso mental. Es decir, la improvisación no es su fuerte, mucho menos la flexibilidad.

BENEFICIOS DE UN CEREBRO ALGORÍTMICO.

algoritmo-de-amistad1
Algoritmo para crear amistades.

El tipo de procesamiento particular que tienen las personas con autismo antes que un problema se convierte en un atributo que les ayuda a sobrevivir todos los días lejos de la comprensión que deberíamos proporcionarles:

Ayuda a filtrar información.

La cantidad de datos que a lo largo del día percibe una persona con autismo es abrumadora. Desde lo sensorial, hasta lo que tiene que ver con las complejas y ambiguas interacciones sociales. Clasificar y generar respuestas a partir del ordenamiento secuencial le permite liberar espacio en su mente y no saturarse como suele suceder si no se implementan algoritmos sólidos.

Les dice en quién confiar.

Las experiencias sociales de las personas con autismo les permiten crear estrategias de afrontamiento entre ellas: saber cómo interactuar en determinados escenarios y con distintos interlocutores; quién merece su confianza y quién definitivamente es alguien de quien se debe alejar; qué personas han sido receptivas a sus conversaciones no muy variadas y qué personas responden solamente al saludo.

Incluso  pueden generar por experiencias sociales y recopilación de información de distintas fuentes (libros, foros, vídeos, etc) conceptos básicos para definir a otras personas. Justo como lo hacen los algoritmos de las redes sociales, al final esas mentes atípicas fueron las que crearon los algoritmos que dominan nuestras vidas.

Simplificación de tareas y aprendizajes.

Al crear algoritmos las decisiones se reducen a las más viables y útiles. Las tareas se simplifican, la ansiedad se reduce al poder tener el control de sus vidas. Si los maestros aprovechan esa ventaja asociativa y secuencial pueden generar aprendizajes mucho más efectivos. Las evaluaciones, por ejemplo, podrían tener pasos, secuencias y asociaciones que hicieran más fácil para el alumno ejecutarlas.

Comprensión del mundo.

Para los adultos entender cómo funciona por ejemplo el servicio en un restaurante o los trámites cuando van al doctor, requiere de pasos muy específicos y estructurados que hasta para las mentes neurotípicas resultan complejos. Conocí a una chica asperger para quien los trámites bancarios eran una verdadera tortura. Creó un árbol de decisiones que iba desde encontrar el banco abierto sí o no, disponer de formatos de pago sí o no, hablar con un funcionario para pedir ayuda, etc. Para nosotros los neurotípicos es disponer de un plan B cuando el plan A falle.

solucionproblemas

EL MUNDO ES IMPREDECIBLE Y FLUCTUANTE…

Pero los algoritmos no son infalibles y dada la inflexibilidad mental característica del autismo, este sistema de funcionamiento tiene sus inconvenientes:

  • Los seres humanos son ambiguos y no siempre responden como se espera.
  • Los pasos pueden fallar en un momento dado y sin previo aviso.
  • El contexto puede variar y esa estructura mental que siempre funcionó se derrumba.
  • La información llega a su cerebro sin filtro a través de sus sentidos y dada su hiperfocalización se pierden detalles importantes del proceso.  Como cuando la chica aspie olvidó que era sábado y encontró el banco cerrado.
  • Improvisar no es el objetivo de un algoritmo, por lo tanto tampoco de una mente autista. Si algo falla, todo comienza de nuevo integrando las variables y los nuevos elementos.  Pero si la decisión que debe tomar es urgente ojalá alguien acuda en su ayuda.

Desconocemos cuántos procesos algorítmicos llevará a cabo una persona con autismo pero deben ser muchos todo el tiempo. Los modificará, los adaptará… Por eso si ves a un niño, a un adulto con autismo en tu concepto distraído o desconectado ah ah!! está creando un nuevo algoritmo.

No es fascinante?

Anuncios

23 comentarios en “Autismo: El cerebro de tu hijo procesa en algoritmos.

  1. Hola 🙂 En cuánto a «Es decir, la improvisación no es su fuerte, mucho menos la flexibilidad.» dejó de ser cierto (en mi caso) luego de pasar unos años optimizando algoritmos sobre como optimizar algoritmos y optimizando algoritmos sobre como improvisar (que básicamente es reaccionar a la nueva información no prevista optimizando algoritmos a una velocidad tal que se le podría decir “en tiempo real” y luego implementándolos o “instalándolos” para su utilización también en tiempo real)… me encantó tu artículo, un abrazo!

    1. angelaco

      Gracias Diego. La idea y el reto es optimizar los algoritmos. Las personas con autismo no se conforman, se retan todos los días y si alguien descifrara esas mentes se asombraría de la capacidad de adaptación que desarrollan. Un abrazo para ti también.

  2. jorgek

    Hola, recien encuentro este blog, por recomendacion de una amiga, y esta primer nota que leo me parece excelente.
    Y Es tal cual, mi mente funciona de esa manera (soy aspie de 58 años, diagnosticado a los 50). Me la paso construyendo simulaciones de todo tipo de interaccion, especialmente de tipo social (una real pesadilla esta inconsistente sociedad NT), evaluando un sinfin de alternativas en complejos algoritmos de decision entrenando mi mente para reaccionar a los diferentes escenarios. El problema claro, surge cuando la realidad se escapa de esos algoritmos y me deja sin respuestas, ya que mi capacidad de improvisación es limitada, por ser suave.
    Pero por otro lado me da una solidez de la que carecen los NT, mis respuestas no son nunca por que si, sino que se basan en un complejo arbol de decisiones que deja boquiabiertos a mis interlocutores.

  3. Augusto Jose Barboza R

    Ailicet,Exelente disertacion y aclaratoria, tan importante, oportuna asi como util, para tanta persona que desconocemos este tema.
    Solo visto en pelicula, como “Rainman”, con Dustin Hofman, que le merecio un Oscar de la Academia.
    Me complace la sencilles y profundidad, que la comparacion, entre persona normal vs.autista,no hace y permite entendernos mejor nosotros mismos, especialmente en este mundo tan “loco”, que tal ves, estaria mejor, si todos tuvieramos conciencia del proceso
    del Algoritmo.
    Merece toda la buena difucion y reconocimiento, a la iniciativa que has tenido, y un merecido reconocimiento de tu calidad y calidez humana, que te hace tan especial.
    Con mucho afecto y cariño.
    Augusto

    1. Natalí

      Agradezco a una amiga que compartió la información conmigo sé que podré entender mejor a mi pequeño . Yo tengo un hijo con esa condición como madre también quisiera ayudar para que él pueda mamanejar las diferentes situacimanejar que cada dia se enfrenta en el colegio.

      1. Magda

        Realmente para mi el mundo autista ha sido dificil pero hermoso. Yo no soy autista. Pero vivo con un esposo, 1 hija, 1 hijo, 1 yerno y 2 nietos asperger o de otra manera autistas. Tambien tengo un 3er hijo, una nuera y una nieta neurotipicos]normales) como yo. Amo a mi familia Aspie. Aunque he sufrido tanto, me senti sola y viviendo en un mundo en el que no encajaba. Pero desde hace 5 años soy feliz y comprendo muchas cosas. Mi familia fue diagnosticada. Bendito ese dia. Saludos

  4. Excelente. Noto una similitud en como pienso. En tu cabeza haces tu algoritmo, una vez no solucionado tomas lapiz y papel y vas desde lo mas simple. hasta tener conjunto de idea simples y secuenciales para llegar a completar y solucionar el problema.

  5. Luis Francisco R

    Tengo 39 años y con diagnostico desde hace 4, literalmente me cambio la vida, para bien y para mal, pero sumando y restando todo fue para mejor. Aclarar que el diagnostico solo dio nuevas perspectivas no me dio “súper poderes” ni me revelo los “secretos del universo”, solo eso. No tengo idea quien soy y estoy lejos de saberlo, pero ahora se por que de muchas cosas y eso quita una tremenda carga de encima, sobretodo culpa, remordimiento y depende de la vida que se haya tenido mucho dolor. También se aprende a convivir y entender de mejor la soledad y como poder evitarla de sentirlo necesario.
    Trato de no leer mucho del asperger ya que la sobre información también es mala… En este caso de lo poco que leo del tema tu articulo describe al 100% lo que viví de pequeño y hasta ahora, siempre fui un artista de alma y obra, pero termine trabajando en informática, patrones y algoritmos, aun así nunca deje el arte. Me gusta componer y siempre que me describo como lo hago les trato de explicar de la mejor forma posible mi proceso: Es literalmente como sentir en colores y números y estos crean formas las cuales se ven, pero se sienten mas intensas que la vista, y estas crean patrones que se sienten desde dentro de mi cuerpo… de las que nacen mi música, a veces literalmente es como vomitar algo… dejar salir algo muy grande con forma propia… muy agotador. No es tomar la guitarra y comenzar a crear estructuras según los acordes, es mucho mas profundo, literalmente una especie de “estado”. Nunca encaje en el sistema tradicional, de echo soy autodidacta en todo lo que hago y de lo que vivo, nunca pude entender bien a los profesores en clases, pero si cuando hablaba con ellos u otros expertos a solas, siempre les llamaba la atención, “viejo chico” muchas veces me decían, ahora entiendo que al hablar solo con ellos de alguna manera podía preguntar y guiar la conversación a mi ritmo, o sea a través de mis patrones y algoritmos…
    Suelo tener esta conversación con mi pareja y siempre lee dicho que no nos entendemos en muchas cosas por que yo veo patrones y pienso en algoritmos, y que ella es ambigua y acude a las emociones al discutir, incluyendo omitir datos… Ni modo de entendernos así, me cuesta explicarle los procesos mentales que llevo, lo cansador agotador que es vivir así, lo que es ir al supermercado y no encontrar la marca de arroz o el encargo especifico que te hicieron… a veces eso es terrible para mi!!!! aunque cueste entenderlo me pasa mucho. Afortunadamente artículos como este te ayudan a sentirte mas “normal” y no culpable por ser como eres…

      1. jorgek

        Pues a mi me diagnosticaron recien a los 50 años, gracias a la inquietud de mi terapeuta de buscar donde encajaba este bicho raro que le toco como paciente.
        Pero cuando era chico, alla en la decada del 60, de esto no se sabia nada, por lo menos no en Argentina. Era simplemente un chico raro, sobredotado en muchas cosas, desastroso en muchas otras.

  6. Juan Francisco

    Buen día: Nunca pensé que me iba a ver identificado en muchos aspectos sobre este tema, en algunos momentos de mi vida he pensado que tengo síntomas pero no los había validado hasta hoy que leí este articulo, los puntos como estructurar, ordenar en secuencias, definir procesos y demás son característicos en mi, intereses muy variados de estudio de lectura y de actividades.
    En una ocasión un compañero de trabajo me dijo que tenia cierto grado de autismo y ahora me doy cuenta, es difícil hacer relaciones porque estas procesando, almacenando ordenando y estructurando información, “platicas contigo mismo en el interior de tu mente”, asi le llamaba yo.
    He llegado al grado de tener mi ropa aunque en diseños variados pero todos de la misma fuente color azul. Gracias por esta publicación que hace que uno se sienta muy comprendido.

    1. angelaco

      Juan Francisco, Gracias por leer y por valorar este artículo. La idea es mostrar que un cerebro autista no tiene porqué calificarse de defectuos, sino de completamente lleno de posibilidades válidas y estrategias que cerebros normotípicos no tenemos el privilegio de poseer. Un saludo.

  7. pedrocadejo

    Angela! Una excelente explicación de los algoritmos, cómo, porqué y para qué! Al final del día vamos encontrando que en muchos aspectos de nuestra vida más nos valdría tener un cerebro funcionando más autísticamente. La empatía y la teoría de la mente son dos ingredientes faltantes pero me consta que pueden “instalarse”. Ayer Alba, mi compañera de mesa en un foro, se percató de mi dificultad para asociar nombres y caras con la otra compañera. Inmediatamente me dió la clave nemotécnica para recordarlas…y no se me va a olvidar nunca, ni ella ni quien es quien…! Me encanta tu artículo y lo comparto!

    1. angelaco

      Pues comparte la sabiduría heredada de estas maravillosas personas. Yo quiero aprender también. Tener un cerebro totalmente autístico es un poco complicado, las personas con autismo se apoyan mucho en los NT para poder gestionar todo ese potencial que de forma totalitaria sería inútil. Creo que en un mundo tan ambiguo como el actual, ser concreto y directo es un atributo que nos pueden enseñar. Normas y leyes se cumplirían tal cual, sin corrupción, sin segundas intenciones… la política tal como la conocemos se extinguiría y daría lugar a una cultura de “lo correcto”. El mundo cambiaría si todos pensáramos algorítmicamente. Gracias colega de blog y por favor publica ese foro.

  8. rossanabessu

    Genial me encanta la perspectiva de ver el autismo, mi esposo y yo tenemos autismo leve y nuestro único hijo tiene también autismo leve, más identificable que el nuestro tal vez porque en la actualidad se habla y se sabe más del autismo, así que nos entendemos bastante bien, aunque cada uno tiene sus estructuras, sus formas de ver el mundo. Y nos ha costado sobretodo lo social, siempre estamos un poco al margen. Yo soy catedrática en el área de artes y lenguaje en la universidad, en el departamento de comunicaciones y culturay también me encantan las áreas de matemática y de física, sé varios idiomas y soy escritora. Mi esposo es historiador y le gusta la filosofía, tiene además un taller de carpintería. A ambos nos gusta la astronomía. Mi hijo tiene 12 años, habla bastante, y le fascina viajar, le gusta la música y también la pintura. Me encanta leerte y ver como profundizas en muchos detalles. Gracias.

    1. angelaco

      rossanabessu gracias por el comentario. Que familia más interesante, tú hijo es privilegiado al tener unos padres con esos intereses y la posibilidades que se le dan y que surgirán. Pues es un gusto tenerte como lectora de mis escritos y que los valores tan amablemente. Un saludo.

  9. F e r m i n Romero de Torres

    ¿Cuánto hará… 33 años? Si. Fué por entonces que mi hermana pequeña quiso plantearme un dilema ( cosido a su oído por su estúpido novio: “¿No es tu hermano tan listo? Plantéale este problema) y fallé. Mi hermana me dijo:
    -Has fracasado por exceso de análisis.
    Eso me dolió mucho, no me dejó argumentar ni quiso hablar.
    Ahora lo vuelvo a ver aquí pero es una liberación.
    Gracias.

    1. angelaco

      Ya ves Fermin… Son mentes tan “geniales” pero no les entienden. Buscan la genialidad en los estereotipos comerciales que han hecho del autismo un circo. Las personas con autismo procesan de formas impresionantes y desconcertantes. Muchos niños en la escuela son catalogados con retraso mental porque se cree que no responder automáticamente indica que algo anda mal con su capacidad de aprendizaje. Falta demasiado para comprender en su totalidad el cerebro autista. Gracias por leerme Fermin, un abrazo.

  10. Fran

    Siempre me parecen correctos los argumentos que emplea y me reconozco como padre en las situaciones que describe.

    La entrada de hoy en el blog probablemente explica, y lo hace de forma muy gráfica, algo tan complejo como el proceso de pensamiento de una persona con autismo. Comprender cómo es un cerebro con autismo es un paso necesario para poder apreciar su grandeza, así que creo que estas explicaciones son de gran utilidad. Enhorabuena desde España.

    1. angelaco

      Gracias Fran, Cuando comprendamos cómo procesa, piensa y actúa en consecuencia una persona con autismo, podremos valorarlos más que juzgarlos. Gracias por tu comentario.

Responder a angelaco Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s