10 COSAS INDISPENSABLES QUE LE DEBES ENSEÑAR A ALGUIEN CON AUTISMO.

Mirarte Galería.

Crecen y muy rápido, cuando ya terminas de aprender como gestionar la infancia de tu hijo, resulta que llega la adolescencia y comienzas de nuevo. Se alcanza a ver el adulto que será. El temor aparece porque sabes que tienes que dejarlos enfrentar el mundo, eso sí,  con la mayor cantidad de herramientas posibles.

Pero esas herramientas no las adquieren automáticamente, hay que enseñárselas y lo más importante… convertirlas en experiencias. No basta con decirles “recuerda mirar a ambos lados al cruzar la calle”, deberás cruzar la calle junto a ellos más veces de las que imaginas hasta que eso que para nosotros o cualquier persona “normal” es intuitivo en ellos se convierta en un hábito aprendido.

¿Cuáles podrían ser esas habilidades entre las innumerables que necesita aprender? Las básicas,  las imprescindibles que en mi concepto toda persona con autismo debería conocer.

Enséñale…

  1. TODOS MERECEN RESPETO TANTO COMO TÚ.

Enseña que sin importar género, edad, raza o incluso apariencia se debe ser condiserado y respetuoso. Enseñar que una de las formas de demostrar respeto es siendo cortés y solidario, y claro que una persona con autismo puede aprender a saludar,  pedir el favor, dar las gracias, ceder la silla a alguien mayor, abrir la puerta etc. Son cosas que requieren mucho esfuerzo dadas sus dificultades sociales pero que es necesario enseñarlas para poder convivir en sociedad.

  1. NO TENGAS MIEDO DE EQUIVOCARTE.

Una de las cosas que más temen las personas con autismo es a equivocarse, esto viene de la autoconfianza minada por personas del pasado (o del presente) que les han recalcado que no pueden o no deben hacer algo.  Necesitan saber que todos los seres humanos nos equivocamos y que cada error es una oportunidad de aprender. Que cuando fallan, lo mejor es continuar intentar de nuevo o buscar otros caminos pero jamás sentirse derrotados.

  1. CONFIA MUCHO Y  DESCONFIA MUCHO MÁS.

Algo preocupante es que crecerán siendo los más ingenuos del mundo. Aunque pueden aprender a desconfiar, siempre tendrán la dificultad de discernir en quién confiar y en quién no. Pueden suceder dos cosas.  Luego de una experiencia donde alguien los defraude se volverán excesivamente desconfiados o simplemente se equivocarán de nuevo con todo el riesgo que ello implica.

Aquí juega el contexto y la dificultad para entender las claves sociales y por ende inferir peligro les puede llevar a situaciones de riesgo.

Por eso enséñale a tu hijo quiénes son esas personas en las cuales puede confiar y a quiénes debe evitar a toda costa. Desconfiar de un desconocido en la calle,  no hablar con gente que le produzca miedo y sobre todo comentar en casa quien lo hace sentir intimidado. Pero sobre todo Asegúrate de que tu hijo sepa que puede acudir a ti para contarte sus problemas en cualquier momento, y estarás allí para ayudarle sin juzgarle o reprenderle.

  1. NO DUDES EN PEDIR AYUDA.

Ya sea en la escuela cuando no entiende algo o en la calle sí no encuentra la ruta del bus,  esto va anclado a saber a quién acudir. Pero la habilidad para saber pedir ayuda es muy importante porque muchas veces por miedo o por no saber cómo hacerlo pueden frustrarse o en el peor de los casos perderse en medio de una gran ciudad. Las personas no verbales no tienen porqué ser la excepción,  poner sus datos en la mochila para que él los entregue en caso de perderse, llevar una plaquita atada a su cuello con su nombre y datos, un papel escrito o simplemente enseñarle cómo luce un policía o una persona confiable puede salvarle en un momento crítico.  Todo esto enséñalo en espacios naturales: en la calle! Porque a la hora de perderse en una ciudad o necesitar ayuda, el mundo no está plagado de historias sociales o pictogramas. El mundo real es el mundo real.

  1. TU PUEDES HACERLO… HAZTE CARGO DE TÍ MISMO.

Se llama AUTONOMÍA y hace maravillas en la autoestima de una persona con autismo. Es enseñarle a no necesitar estar sujeto a la ayuda constante de los demás y que puede hacer cosas por sí mismo.  Desde elegir su ropa,  organizar su habitación hasta preparar una merienda o alistar la mochila para ir al colegio o universidad. Cuando un chico con autismo aprende a valerse por sí mismo adquiere una seguridad indescriptible y valiosa para el resto de su vida. Pequeños pasos y sin excusas, no quieres a un chico todo el tiempo con los zapatos desatados sin saber cómo solucionar el asunto. Confieso que en eso estoy trabajando. No quiero solucionarlo comprando zapatos de velcro o de meter el pie y ya.

  1. EXPRESA LO QUE SIENTES, TUS EMOCIONES.

Saber cómo se siente y expresarlo es algo no tan sencillo para una persona con autismo. Desde pequeño enséñale a ponerle nombre a sus emociones y a saber decir con palabras o dibujos cómo se siente.  Cuando se le enseña esta habilidad puede gestionar socialmente sus emociones e incluso puede evitar esta constantemente ansioso,  tener una rabieta o entrar en depresión. Un chico consciente de sus emociones es más saludable, aprende otras habilidades para gestionarse y lo mejor no es esclavo de su ira y de su miedo dos emociones que siempre están ahí, latentes, prestas a emerger en el momento menos pensado.

  1. TIENES DERECHO A ELEGIR LO QUE ES BUENO PARA TÍ.

Elegir. Qué palabra tan poderosa! Elegir lo que no le gusta y lo que realmente SÍ desea hacer. Al enseñarle que puede elegir le estamos evitando que otros tomen decisiones por él haciéndolo sentir incompetente e inseguro. A veces se cree que una persona con autismo no tiene criterio para decidir y desde su estilo de vestir hasta sus intereses empiezan a ser elegidos por otros. Enséñale que tiene poder para elegir guiándole en esa elección con los pros y los contras. Con las consecuencias,  pero sobretodo con la satisfacción de la elección tomada desde su interior.

  1. NADIE PUEDE OBLIGARTE A HACER LO QUE NO QUIERES. TIENES DERECHO A DECIR NO!

Dale empoderamiento para decir NO cuando sea necesario. Muchas veces ante la necesidad de encajar en un grupo podemos ceder a la presión de otros que se aprovechan de nuestras desventajas. Enseñarle que no necesita hacer lo que sea para ser aceptado y que aprenda a intuir cuando está siendo utilizado.  La enseñanza parte desde casa al permitirle decir NO a ciertas actividades y al rodearle de confianza en sí mismo. Enséñale a cuestionar

  1. CUIDA DE TI Y DEL LUGAR DONDE VIVES.

Al ser selectivos e inflexibles pueden afectar su salud con hábitos alimenticios o de poca actividad física. Se les debe enseñar hábitos saludables, el cuidado personal y su imagen.  Así mismo enseñarles a cuidar sus objetos y el lugar donde viven, donde estudian o donde trabajan.

  1. ERES VALIOSO Y MARAVILLOSO,  QUE NADIE TE DIGA LO CONTRARIO.

Y lo principal, enseñarles a aceptarse  con su condición sin renegar de sus diferencias. Enseñarle que nadie puede hacerle sentir mal y que es más importante el concepto que tenga de sí mismo que lo que los demás puedan criticarle. La autoestima se construye con un buen autoconcepto y es importante que la familia le enseñe lo valioso que es desde su diferencia y que así como él lucha cada día hay muchas personas con autismo luchando por salir adelante. Saber eso le hará sentir mejor.

Puedes llevar este asunto más allá conectándolo con personas con autismo con gustos similares y con experiencias con las que se sienta identificado. Existen grupos buenos y desde luego no tan buenos. La idea es entrar, explorar y observar qué tal los comentarios, lo que publican y si sería bueno para tu hijo o hija. Siempre supervisando, porque no falta el desadaptado que llega a hacer trizas a estos chicos vulnerables socialmente. Cuidado con eso, pero no por ello dejes de arriesgarte a que tu hijo descubra gente que de verdad puede ayudarle.

Sé que los escenarios que utilicé para explicar estos puntos parecen ser un poco negativos y poco optimistas pero cuando tienes un hijo de veinte no puedes seguir hablando del autismo en matices de colores sino en realidades concretas.

Un tip final: Habla con tu hijo mucho, muchiiisimo,  no importa si es verbal o no. Busca comunicarte de cualquier forma y así serás su guía perfecto ( o no tanto, quién es perfecto?)

Si quieres comentar este post o contarme cualquier cosa sobre esta montaña rusa llamada autismo. Déjame tu comentario. Gracias por leerme.

Les dejo la versión de este tema en un video de A lo Aspergiano para que lo vean y lo compartan.
 

Anuncios

4 comentarios en “10 COSAS INDISPENSABLES QUE LE DEBES ENSEÑAR A ALGUIEN CON AUTISMO.

  1. Graciela, perdóname si te decepciono. Dudo que mis vivencias, porque anécdotas, según el diccionario es:
    anécdota
    f. Relato breve de un suceso curioso o divertido: mi cuñado nos cuenta anécdotas muy divertidas de cuando hizo la mili. || Suceso irrelevante o sin importancia: por favor, no te detengas en anécdotas y ve al grano. © Espasa Calpe, S.A.
    y claro, nada que ver.
    No te parezca mal, por favor.
    Para padres/madres cuyos hijos están dentro del espectro pero no pueden omunicarse, ni mis recuerdos ni mis interpretaciones de ellos van a ser útiles.
    Por eso hablan de espectro. Es demasiado complejo y hay muchas variables influyendo.
    Lo siento. De verdad que lo siento.

  2. angelaco

    Valoro enormemente los comentarios de las personas con la condición. Y valoro el que me dediques en esta entrada tremendo análisis. Por qué? Porque los que más saben de autismo son ustedes, nosotras las familias alcanzamos a intuir algo del complejo mundo de los TEA, pero la comprensión más completa viene de las personas que viven el autismo las 24 horas del día. Que diferente sería si las familias dieran más espacio a la voz de personas como tú. En cuanto al análisis que haces…Reconozco que hay mucho de romántico y ensoñador en algunos puntos… el mundo real es tan… real! que a veces pedir ayuda o valorarte a pesar de la mirada de los incomprendedores (nueva palabra) resulta algo imposible. En lo que respecta al derecho a decidir sobre tu vida es creo la enseñanza más necesaria y más difícil. ¿Somos capaces las familias de dar esa responsabilidad? ¿Somos sobreprotectores? ¿No confiamos en nuestros hijos? Gracias por tu comentario.

  3. He leído con mucho interés esta entrada a pesar haber encontrado ya, después de casi un año informándome, muchas listas de ayuda en lo relativo al TEA.
    Pero tocas aquí temas sustanciales. No sé si todos.
    1-TODOS MERECEN RESPETO TANTO COMO TÚ. Ostras, esto es … no es fácil, ¿eh? Hoy mismo le he dicho al jefe que había cogido kilos en sus vacaciones … totalmente serio, pero al lado se reía un compañero tanto … y esto no tiene importancia (creo) pero lo malo es cuando alguien se cae y te quedas mirando … es que … eso … ¿qué haces? Si ya la torta se la ha dado… y no pretendo ser gracioso… siempre hay más personas para ayudar … y siempre me doy cuenta después, cuando no sirve de nada.
    2-NO TENGAS MIEDO DE EQUIVOCARTE. Pues estamos bien. Si pretendes la perfección … los errores se acumulan y pesan como horribles lápidas. Dan ganas de arrancarse los pelos. O la cabeza.
    3-CONFIA MUCHO Y DESCONFIA MUCHO MÁS. Qué paradógica contradicción. Pero qué cierta. Correcto: cuidado con los desconocidos. Y dentro de los conocidos solo deben contarse los que lo son desde un buen montón de meses de contacto, ¿no?
    4-NO DUDES EN PEDIR AYUDA. Odio pedir ayuda. Lo odio. Lo odio. Intentaré por todos los medios no hacerlo. Y odio muchísimo más cuando por fin la pido y pasan de mi.
    5-TU PUEDES HACERLO… HAZTE CARGO DE TÍ MISMO. No sé.
    6-EXPRESA LO QUE SIENTES, TUS EMOCIONES. Esto aparece en mi informe negativamente. Te preguntan “¿Qué sientes cuando estás alegre?” Joder, pero … ¿qué pregunta es esa? ¿lo sabe alguien? ¿cómo se responde a eso? Se está bien o mal, y ya está.
    7-TIENES DERECHO A ELEGIR LO QUE ES BUENO PARA TÍ. Elegir, decidir … vaya par. Entro en ansiedad solo de pensarlo. Pero no para todo. ¿Cómo se enseña esto?
    8-NADIE PUEDE OBLIGARTE A HACER LO QUE NO QUIERES. TIENES DERECHO A DECIR NO! Complicado intuir quién te utiliza. Me pido “decir no a todo y luego … lo mismo al rato cambio de idea.” Y que nadie se enfade, por favor. La rapidez y exigencia de respuestas son un problema.
    9-CUIDA DE TI Y DEL LUGAR DONDE VIVES. Complicado. Quizá si te lo enseñan bien … y te dejas enseñar, claro. “¡Cabezón! ¡Este niño es un cabezón!”
    10-ERES VALIOSO Y MARAVILLOSO, QUE NADIE TE DIGA LO CONTRARIO. Qué difícil de creer. Qué cabezota se puede ser. Qué bonito suena… y qué difícil contestar cuando dicen lo contrario. ¿En qué somos maravillosos? ¿cómo se es?
    Después de leerlo lo entiendo. Aquí sentado un par de horas. Pero luego sales ahí, a la calle, y todo se te va, nada se puede o se sabe aplicar en modo y medida correcta. Quizá por eso dices que hay que enseñar a practicarlo, claro.
    Y perdóname. No pretendo acosar a nadie. Solo soy pesado. Si eso no te molesta, me alegro.
    Cada vez que hago un comentario en algún sitio donde una madre como tú aporta su experiencia me siento un invasor, alguien fuera de lugar, como si no tuviera derecho a opinar en el tema en la forma que lo hago, con mi diagnóstico ahí tan reciente y los recuerdos de hace tantos años también vivos en su mayoría. Y no son de exclusivamente de dolor. Son lo que hay, lo que he sido y soy. El niño que prefería estar dentro del coche cuando íbamos al campo mientras los hermanos disfrutaban de otras cosas. Yo era feliz en aquella “nave espacial” de verdad. Tocaba con cuidado todos los botones … aunque no eran tantos como ahora. La bomba de goma del limpia cristales del Seat 124, los intermitentes, el volante … y seguía haciéndolo para disgusto de mi padre con 15 años, con más botones, con un ecualizador del coche y la música … y mientras los demás en la playa, allá ellos. Y siempre alejándome de todos, feliz de tener tiempo para mis … cosillas.
    Pero no. Yo no tengo TEA. El diagnóstico es resultado de mis capacidades de actor.
    Y eso me hace dudar. Y leo y leo y leo textos, y veo y veo y veo videos, pelis … ¿entoces era un actor precoz de 6 años cuando me quedaba tan tranquilo, solo, contra una columna del patio del colegio? ¿alinear los coches era para llamar a atención? ¿no salía de casa por que era muy casero?
    Dios mio, no tengo fe. Quizá por eso no me llegan las fuerzas. Quizá tengan razón y lo que necesito es hablar con un sacerdote. Creo que lo neurológico no se soluciona con lo espiritual…
    Hay personas que van diciendo “tengo TEA” y después quedan condicionados por ese letrero grabado en la frente que solamente cuatro personas buenas e inteligentes (combinación escasa) comprenderán para ser consecuentes.
    Creía que con el diagnóstico todo terminaría, pero ni si quiera las dudas terminan si nadie más te cree.

    1. Graciela

      Gracias por compartir tus pensamientos, ¿consideraste alguna vez escribir tu propio blog con anecdotas enfocadas desde tu punto de vista?. Seria muy util para madres como yo, cuyos hijos tambien estan dentro del espectro pero no pueden comunicarse.
      Saludos, y te deseo lo mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s