San Valentín

 

dulces-en-forma-de-corazon-galleta-con-chocolate

El día de San Valentín es uno de esos días que en otras latitudes celebran comercialmente con la excusa no siempre válida pero justa del amor. En mi país se celebra más por ser la fecha donde las empresas floricultoras tienen sus más altos ingresos en el año.  Pero ese no es el tema de este post. El tema es EL AMOR.

Cuando mi hijo entró a la adolescencia pensé en eso,  en que los chicos a su edad ya tienen su primer amor.  Y esa idea fue fortalecida por una frase que interpreté como una ecolalia de alguna escena en televisión: “Necesito una novia”.

Y guiada por esos buenos consejos de logopedas y padres tomé la frase y empezamos a conversar: “necesitas una novia….” esperando la respuesta que claramente vendría porque esa mirada pensativa siempre es el anticipo de algo grande y memorable. Y así en medio de su silencio y el juguetear de sus manos con un balón de baloncesto respondió: “bonita”.

En medio de tanta lucha por lo importante a veces olvidamos lo esencial y lo simple. Son personas como todas (en versión mejorada en mi concepto).  Sienten. Vinieron a este mundo con una percepción y un procesamiento distintos pero no vacíos.  

Si existe un amor más genuino y honesto es el de nuestros hijos; necesitan manifestarlo y  recibirlo.  Pero sobre todo necesitan ser reconocidos como seres completos en todas sus dimensiones y no como una triada de dificultades donde sentir parece que les es negado.

EXPLICARLES QUÉ ES EL AMOR… cuando es un sentimiento tan indeterminadamente amplio resulta complicado, así que, abstraídos de la etiqueta, como debe ser todo, el amor se debe sentir, demostrar, recibir y explicar, como el más grande de los regalos que la vida nos dio y nosotros lo aprendimos a través de un ser que mira diferente, ríe diferente, piensa diferente y sobre todo necesita que lo entiendan desde esa diferencia.

Por esto, tenemos que estar atentos a recibir amor en un garabateado dibujo,  en un inesperado beso,  en esa esquiva palabra, en esa mano que se toma de la nuestra para decirnos “Te amo” “Te necesito” desde su lenguaje particular.  Y así prepararlos para que con toda naturalidad un día no muy lejano se enamoren y celebren el día de San Valentín con esa… novia bonita… que algunos verán imposible y que quizá sea la forma más contundente de demostrar que las personas con TEA sienten y saben más que nosotros qué es eso llamado amor. F

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s