Acerca de amigos y mentes diferentes.

Fotografía: La Vía Láctea/ Diego Moreno

Fotografía: La Vía Láctea/ Diego Moreno

Dónde estás? Es la pregunta que le harás a Diego y que nunca tendrá respuesta simple, porque además la adornará con lujo de detalles. Un día estará en el Cañón del Chicamocha y te informará que se encuentra a 1.200 metros sobre el nivel del mar; otro día la respuesta a esa pregunta será la velocidad del avión y la altura; otro día estará recorriendo en bicicleta la Represa del Sisga a 2.670 metros y contará cada kilómetro registrado en no sé qué aplicación novedosa.

Diego Yonathan Moreno es un joven con una curiosidad infinita y una capacidad de entender a los demás como muchos neurotípicos envidiarían. Diagnosticado con Síndrome de Asperger a sus 21 años, una condición aún desconocida y desestimada en este país, lo que no fue impedimento para terminar su carrera como Ingeniero de Sistemas y además representar a las personas con discapacidad cognitiva (incluido obviamente autismo y asperger) en la ciudad donde vive.

Cómo lo conocí? lo contacté en busca de respuestas, como lo harían muchos padres y madres cuando ya no las encuentran en los limitados textos o en las impersonales redes. Cuando las dudas superan las esperanzas. Mi hijo ya es un chico próximo a cumplir la mayoría de edad, cambian la expectativas, cambian las prioridades, cambian las preguntas. Y era necesario para mi saber cómo le ha ido a otras personas con esta condición llegada esta etapa del viaje.

Llamó mi atención por la entrevista dada en un medio de comunicación muy influyente. No fue un chico fácil. Solo habló conmigo por chat luego de comentarle que teníamos un amigo en común. Inicialmente de pocas palabras pero siempre oportunas; respetuoso, amable y buen escucha, pronto a guiar con su inmensa base de conocimientos y su generosa disposición de compartirlos.

Aproveché su viaje en junio a una conferencia que para profesionales impartiría en la capital y así conocerlo personalmente y confirmar cuan interesante y buena persona es. No me equivoqué. Sin preguntarle nada en particular pues me deleité escuchándolo hablar sobre sus libros y sus disertaciones sobre el autismo.

Hoy en día ya hemos hablado de astronomía -su afición-, películas, viajes, libros (compartió su no despreciable colección de títulos acerca de autismo y asperger, algunos traducidos en su totalidad por él). Hemos discutido sobre leyes, protocolos y más leyes. Su historia de vida es fascinante y la cuenta como una aventura digna de película.

Fotografía: Constelación de Escorpión/ Diego Moreno.

Fotografía: Constelación de Escorpión/ Diego Moreno.

Me ha dejado entrar en “su mundo” lleno de personas valiosas y a través de él he conocido a otros padres y otras madres y sobre todo a personas con asperger sumamente brillantes e igual de generosas. Realiza unas videoconferencias buenísimas sobre temas de autismo y tiene un canal en Youtube con temas y entrevistas sobre TEA y Asperger explicados desde su perspectiva, esa que se suele despreciar por no provenir de un profesional.

Su pequeño gran defecto, esa ingenuidad que lo hace tan vulnerable a polémicos comentarios y a algunos asperger, que él llama “radicales” , por defender su opinión o discutir su punto de vista, tan legítimo como el de cualquiera.

Aparte de los consejos que siempre agradezco cuando le expongo dudas sobre mi hijo, cuando no sé cómo manejar determinadas situaciones, Diego me ha permitido entender ese concepto tan usado para concienciar pero tan difícil de llevar a la práctica realidad: Ver la persona tras la etiqueta.
Quizá eso es lo que muchos necesitamos… dejar de ver “autismo” “asperger” “discapacidad” “diverso” “raro” “superdotado” y simplemente ver personas con ideas innovadoras, personas con formas diferentes de percibir el mundo, personas con mucho para aportar, personas que lejos de sentir su condición como una limitación la aprovechan a su favor, incluso para ayudar a esta sociedad a la que se le dificulta tanto erradicar sus prejuicios.

Dice Temple Grandin…”El mundo necesita todo tipo de mentes” Entonces por qué no además de necesitarlas buscar la oportunidad de valorarlas, de darles un lugar importante en la sociedad o simplemente en nuestras vidas.

Gracias Diego… eres un bacán!

Fotografía: Cañón de Chicamocha/ Diego Moreno

Fotografía: Cañón de Chicamocha/ Diego Moreno

 

6 pensamientos en “Acerca de amigos y mentes diferentes.

      • Hola Natalia, Bienvenida. Pues para la edad de tu hijo nada mejor que acercarse a la comuniación a través del juego y de la espontaneidad. A veces cuando forzamos la comunicación esta no fluye como quisiéramos. Ve despacio, leele mucha historias, juega y has todo con mucha naturalidad. Mi hijo a esa edad hacía lo mismo, digamos que no sentía confianza con el entorno para compartir sus palabras, dándole espacios lúdicos y de juego sobre todo con otros niños de su edad, le ayudó a sentirse cómodo y empezar a hacer su comunicación más funcional. Un abrazo para ti y tu hijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s