Autista. 1. Palabra que no debería existir.

En las redes, en todos los medios y sobre todo en las familias se ha levantado una ola de indignación con toda la justificación de caso.  La razón:

 

Imagen ASPAU

Imagen ASPAU

Y es que en realidad el término no debería tan siquiera existir en el diccionario.  Se tiene autismo,  no se ES autista. (Eterna discusión).  Además de no tener ninguna útil función ni nominativa,  ni informativa.  Por el contrario y como se puede leer es total e innegablemente peyorativa.

1. adj.:  Dicho de una persona: que padece autismo.

El autismo no se padece.  No es una enfermedad.  Es una condición.  Un trastorno del desarrollo. Una forma de interpretar el entorno.

2. Propio o característico de una persona autista.

Definición innecesaria anticipando la bomba que lanzaron estos señores…

3. Dicho de una persona: Encerrada en su mundo.  Conscientemente alejada de la realidad.

Si lo que buscan es conceptualizar el estado de ánimo de una persona neurotípica utilizando el término autista metafóricamente (como lo sustenta un catedrático en entrevista a un medio español), están equivocados del valle al cerro.  Ese “decir” de una persona convierte el término en evidentemente peyorativo. Además por qué armar una definición con una palabra que ni siquiera existe en el mismo diccionario: conscientemente.

rae

 

Conscientemente… Si de algo están conscientes nuestros hijos es de la necesidad de estar cerca de otros y compartir. Les gusta socializar.  Buscan hacer parte de un grupo. Luchan por vivir esa realidad que para la muestra no resulta muy amable con ellos.

Pero por qué se justifica la indignación?

Hasta hace poco se logró modificar la definición de autismo que resultaba ser un término insultante entre políticos,  un toque novedoso a a los artículos de los periodistas y para fortalecer ese prejuicio de aislamiento que tanto le hace daño a nuestros hijos. Ahora  la RAE  lo ratifica,  confirma e imprime,  los políticos no dudaran en hacerlo parte de su inventario de insultos “culturales” y los comunicadores (no todos,  la gran mayoría están informados y actualizados) harán uso de “autista” con la licencia que un diccionario de renombre les ha permitido.

La Real Academia se justifica de todas las formas posibles,  eso quiere decir que la modificación requerirá un esfuerzo de titanes,  esfuerzo (modestia aparte) común a las familias de personas con autismo. Pero valdrá la pena.  no queremos que la condición de nuestros hijos e hijas sea irrespetado,  ni se asocie autismo a sórdidas definiciones. Ni se convierta en metáfora o licencia poética o insulto académicamente facilitado.

A algunos catedráticos de la RAE les vendría bien salir de sus templos del saber y ver el mundo a pie. Conocer a una persona con autismo les cambiaría el concepto. Notarían la equivocación  cometida y decidirían finalmente eliminar el termino “autista” del tan famoso diccionario o quizá solucionarlo:

autista. Palabra en desuso utilizada incorrectamente para mencionar a personas con autismo.

 

AQUI SE FIRMA LA PETICION desde cualquier lugar del planeta.

 

 

Un pensamiento en “Autista. 1. Palabra que no debería existir.

  1. Hola a todos como van? Yo me llamo Alejandra Lozano nasi y naci con autismo que gran parte lo he superado si quieren contactarme estoy en facebook me gustaria ser Amiga de ustedes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s