Actitud e ímpetu.

feliz-2014-colorido

“Cuando un ejército tiene la fuerza del ímpetu, incluso el tímido se vuelve valiente, cuando pierde la fuerza del ímpetu, incluso el valiente se convierte en tímido. Nada está fijado en las leyes de la guerra: éstas se desarrollan sobre la base del ímpetu.”  El Arte de la Guerra – Sun Tzu.

El año que acaba para muchos fue productivo,  para otros fue desgastante,  pero seguramente para todos  de indudable aprendizaje. Con cada día ganamos experiencia,  acopiamos información o conectamos con alguien que nos ayudaría en esas batallas libradas por la apremiante obligación de asegurar a nuestros hijos la oportuna intervención.

Nos enfrentamos al funcionario de turno con el poder que le da ese cargo para hacernos todo más difícil.  Nos enfrentamos al sistema con esas leyes hechas para justificar atropellos.  Enfrentamos también a una sociedad,  aunque un poco más “mente abierta”, aún insensible ante la diferencia.

Muchos aprendimos que la queja  o lamentarse por la situación de nuestros hijos no nos hace más proactivos,  al contrario, nos vuelve víctimas débiles esperando “ayudas”, haciéndonos  mendigos de derechos. Así nos ven cada vez que llegamos buscando qué nos puede dar el estado,  quien con su asistencialismo calla esas vocecillas molestas. Así funciona y no debería ser.

Todos queremos que las cosas cambien,  pero debemos empezar por nosotros.   Conocimiento de las leyes y derechos.  Perder el miedo al funcionario tras el vidrio e internarse más en ese oscuro mundo administrativo para saber a quién nos enfrentamos.  Pero si hay algo a lo que le teme el sistema es a un padre con actitud e ímpetu.  Así no sea un versado en leyes no tengan la menor duda que será escuchado y algo pasará.

Cambiemos de actitud,  seamos impetuosos.  Cambiemos el concepto que de discapacidad se tiene,  hagamos más digna la lucha y sobre todo,  dejemos egoísmos entre nosotros que a ningún lugar nos llevan. Apoyémonos.

No olvidemos por quiénes y para quiénes hacemos todo esto,  busquemos en nuestros hijos la motivación y la energía.  Divirtámonos,  hablemos,  exploremos nuevas experiencias al lado de ellos. Son nuestros héroes,  seamos sus mejores escuderos.

Un feliz y productivo 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s