Los riesgos de “domesticar” el autismo.

maestra-adoctrina

La respuesta primaria a una conducta desafiante de una persona con autismo casi siempre es reprender,  corregir. No vamos más allá de la ejecución,  no se analiza ni en causa ni en función.  Tomamos la conducta como personal en un gran número de casos.  Se le califica de desafiante porque no sigue el guión predeterminado de nuestro filtro “normal”.  Se le califica de intencional porque quizá toco susceptibilidades.

Se define Desafiar como la acción de enfrentarse a una persona contrariando sus opiniones o mandatos (mi definición práctica no la académico-psicológica). No creo que una persona con T.E.A. enfrente,  pienso que huyen de aquello que no quieren hacer.  Se resisten a tareas que les resultan desagradables o incomprensibles desde su percepción singular o de estar en lugares que le son totalmente aversivos o de relacionarse con personas que no les agradan. Pero,  en nuestro afán de acercar a la normalidad a lo socialmente correcto,  utilizamos la fuerza,  el dominio y el poder que nos da ser padres,  terapéutas o profesionales.  Entonces doblegamos ese espíritu rebelde para que obedezca la orden.  Sin respeto,  sin preguntar opinión. sin darle el más mínimo margen de autonomía para no comprometer nuestra autoridad.

Conceptos como este son la justificación de la contención y otro abanico de “reforzadores negativos” que pretenden hacer de la persona con autismo alguien más dócil y obediente.  Nos preguntamos acaso el efecto que a largo plazo tendrá sobre la capacidad de decisión de esa persona? se le ha enseñado por las buenas y hasta por las malas que obedecer a TODO tiene recompensa,  caso contrario tendrá un costo.

Tampoco queremos que nuestros hijos se vuelvan pequeños dictadores,  pero hay que saber escoger y dejarles escoger. No es fácil para ellos el continuo seguimiento de instrucciones: ven acá,  siéntate, párate, camina,  corre, quédate quieto, come, ve al salón,  sal del salón.  Y aunque todos los seres humanos debemos seguir en cierta medida reglas u órdenes siempre va a existir un lugar,  un momento para decir NO!  es una decisión.  Pero el NO en una persona con necesidades especiales siempre se toma como un desafío a la autoridad.

En ese afán de disciplinar se olvida la importancia de enseñar a tomar decisiones,  a escoger lo que conviene o no.  Entonces convertimos a estos muchachos en unos inseguros seres aterrados del mundo esperando que otro tome por ellos la decisión que jamás se les enseñó a tomar por sí mismos.  De repente nos encontramos con algo mucho más grave y es el no poder resistirse u oponerse a situaciones que pueden lesionar su integridad personal.  Pueden sentir el miedo,  ese sexto sentido que les dice que algo no está bien,  pero cómo decir NO,  cómo oponerse, si se le ha educado para obedecer.

A todo esto se suman dos ingredientes que lejos de disciplinar bordean en la agresión y son el tono de voz y la instigación física. Elevar el tono de voz para dar una orden en el contexto neurotípico es un irrespeto,  pero pareciera ser “necesario” y casi natural gritar instrucciones si el alumno especial no lo hace a la primera e incluso sin dar oportunidad. Ahora,  la instigación física,  hablando específicamente en el autismo,  suele utilizarse ante la negativa a una orden.  Ejemplo.  El niño no quiere entrar al salón,  no se mueve de la puerta y amenaza con retrasar la agenda del maestro.  “no tengo todo el día para esperar que entres”.  Es así como a la fuerza, y si es necesario llamando refuerzos,  harán entrar al chico al salón. Quizá no se percataron o no les interesó percatarse de aquello que genera temor e impide que ingrese por propia voluntad.  Cuando simplemente pudo haber sido el ruido que provoca la persiana al vaivén del viento lo que condujo a esa resistencia.

Estos tres componentes:  Incapacidad de decidir, elevado tono de voz e instigación física son un peligroso kit que configurará a la larga una personalidad bastante vulnerable y desde luego nada feliz.

Creo firmemente que el seguimiento de instrucciones tiene que ir apoyado de estructura y finalidad. Como alumno preferiría que fuesen claros en “Qué voy a hacer” y “para qué”. El tono de voz puede ser firme más no llegar al alarido amedrentador y la instigación física funcionará para el maestro o terapéuta mientras sean niños,  cuando aumente su talla no será tan sencillo pero seguramente habrá apoyo y ahí eso se convierte en otra cosa.

Paciencia, conocimiento y respeto.  Así de sencillo. Un alumno,  un paciente,  un hijo responderá positivamente si se les da ese amplio margen de elección,  el tiempo de ejecución,  la instrucción correcta y si se analizan las famosas conductas desafiantes,  pero no ese análisis basado en prejuicios.  No. Tomándose el tiempo de conocer al niño o muchacho,  de saber qué lo sobreestimula hasta la rabieta o que lo motiva grandiosamente. Enseñarles a que pueden decir NO sin temor cuando sientan que algo no es correcto los protegerá en un mundo bastante hostil.

Considero absolutamente necesario rescatar la autodeterminación en medio de tanta disciplina y que impere el sentido común y no la necesidad de imponer autoridad. Es mejor enseñar que domesticar.

14 pensamientos en “Los riesgos de “domesticar” el autismo.

  1. MUY IMPORTANTE QUE PENSEMOS LO QUE HACEMOS, DESDE QUÉ VISIÓN DE PERSONA LO HACEMOS. PARA NO DOMESTICAR ES FUNDAMENTAL PREGUNTARNOS ACERCA DE QUÉ NIÑO DESEAMOS QUE SEA, SI LO CONSIDERAMOS SUJETO O SOLO OBJETO DE OREDENES QUE TIENEN QUE OBEDECER.QUISIERA PENSAR EN UN NIÑO QUE TENGA EL LUGAR PARA SER ESO: NIÑO

  2. Excelente. ojala las terapeutas en Colombia lo leyeran pOR QUE CREEN QUE HABLANDO LES FUERTE A LOS PACIENTES MEJORAN ,😄

    • Es que si el régimen militar funcionara para un niño especial entonces a crear más batallones. Todo eso suma estrés a estos chicos que no lo necesitan.

      • Si es algo que realmente uno no ve, xq cree que los hijos deben obedecer o los alumnos deben obedecer y nada más… que cierto y que doloroso es pensar en quien estará con ellos el dia de mañana… cuando yo no esté!!!

  3. NO estoy de acuerdo con lo que se dice aca, quienes hacen esto no saben como enseñar, las ordenes se dan solamente cuando se estructura un ambiente no todo el tiempo, el proceso seria estructurar y luego empezar a desestructurar para trabajar la flexibilidad. No concuerdo con el adiestramiento, eso no es enseñar, ademas hay que ver como se dice el no, tonos y circunstancias. En el trabajo diario antes de comenzar la actividad se los debe dejar elegir cual es la actividad que quieren hacer y lo hacemos ambos el terapeuta o maestro elige dos , el niño elige dos. total se hacen cuatro activdades en una hora. o le damos opciones de elegir los materiales. El niño SIEMPRE DEBERIA TENER LA OPORTUNIDAD DE EXPRESARSE. la estructura es solo para que se organice.
    tomar literalmente algunas técnicas de trabajo y no tener en cuenta las personas nos están diciendo que el terapeuta o maestro no “aprendió” como es el trabajo con un niño o joven con autismo.
    Decir que se trabaja con TCC no es lo mismo que realmente hacerlo. Empecemos por cambiar términos, no tenemos “pacientes” trabajamos con niños y familias, centrados en la persona. Saludos cris

    • Es cierto Cristina, Darles la oportunidad de expresarse les da seguridad y control de su entorno que es lo que muchas veces se les niega cuando se acude a métodos arcáicos. con respecto a la estructura desde luego que es necesario flexibilizarla de lo contrario no tendría sentido la elección, el chico se acomodaría a una sola. Es un trabajo que demanda energía y esfuerzo de todas las partes. Saludo, Angela.

  4. No entiendo a que tipo de terapia se refiere, más parece castigo y entrenamiento canino. Cuáles instituciones hacen eso y será que los terapeutas son profesionales ??

  5. Es muy interesante el planteamiento, pero realmente yo creo que el 90% de los casos la familia que en últimas es la que decide el tipo de terapia, y los terapeutas, estamos muy consientes que lo que buscamos en nuestros hijos autistas realmente es “autonomía”. Hoy en día las terapias han evolucionado muchísimo y precisamente lo que se busca con todas las terapias llamesen como se quieran llamar es independencia en la medida de lo posible. Pues en mi caso muy en particular siempre lo que he buscado es que cada día vaya dando él pautas para su desarrollo personal, y es un chico de 19 años que le trabaje mucho con terapia conductista, y cada día es más independiente. Luego lo de domesticar a los niños autistas, me parece una expresión bastante fuerte para mi gusto, y manera de ver la problematica.

  6. No se requiere de tener hijos o hijas con una condicion como eL autismo para saber que la educación bajo la conducta de la presión y hostigamiento no llega a formar autoestima ni independencia. Bajo cualquier situación que se tenga con niño@ lo más importante es el respeto por la individualidad y su ritmo de trabajo, lo demás se va orientando con paciencia, profesionalismo y mucho amor. Además se debe ser muy didáctico para innovar en la práctica pedagógica.

    • Enseñar bajo presión y hostigamiento es algo muy diferente a enseñar con disciplina efectiva y afectiva. La metodología de análisis Conductual aplicado (ABA), tiene mucho respeto por la persona que esta aprendiendo, respeta sus tiempos y formas de aprender y procesar la información, ABA.lo que hace es modificar los ambientes, modifica antecedentes y consecuentes de las conductas para que la persona que aprende ( en nuestro caso Autismo), muestre comportamientos más adaptativos y funcionales y así tener calidad de vida, Aba enseña, no doméstica, Aba muestra resultados si se hace de una manera estructura y sistemática, la persona que utiliza metodología Aba debe tener mucho conocimiento, dedicación y ética para no maltratar a la persona a la que esta enseñando. Ese es el gran problema creer que ABA es gritar, dar dulce tíos y palmaditas. tenemos que estar informados para ver a donde llevamos a nuestros hijos. ” Si un niño lleva más de 3 meses en una institución y sigue presentando los mismos problemas y dificultades de cuando entro, algo malo de debe estar pasando, la institución esta verdaderamente enseñando, o simplemente esta cuidando niños. Es una institución de rehabilitación o es una guardería de niños con autismo???

      • Luz, comparto tu opinión el problema no es ABA sino quienes en ocasiones sin conocerlo lo aplican y le dan tan mala fama a dicha intervención. Con mi hijo buscamos tener terapias ABA y fue imposible por los costos. En cuanto a las instituciones, nuestros hijos son los mejores termómetros del sitio a donde van y el tiempo es oro, así que observar y agregar sentido común nos ayudará a no perder tiempo. Gracias por tu comentario, abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s