2 de Abril: Sebastián, ese soy yo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

AUTORRETRATO

Desde hace muchos años vengo escuchando que soy diferente,   me siento diferente y seguiré sintiéndome así.  Antes que mi diagnóstico soy Sebastián.

Prefiero la gente concreta sin tantos laberintos, sin tantas palabras.  Prefiero la gente que me llama por mi nombre y mirándome a los ojos aunque no busque que yo le mire. Escojo a quien respeta mi forma de ser aunque no comprenda muchas de mis conductas.

Me verán eufórico,  si quieren llamarme alegre,  cuando las cosas me salen bien,  cuando por fin concuerdan la causa y el efecto, cuando mis sueños,  esos que el mito dice no tenemos las personas con autismo,  se vuelven realidad,  sea un brownie o una medalla.

Soy más simple que complejo,  te parezco difícil porque me miras con la lupa del prejuicio que todos llaman “normal”. Si llueve gozo ver las gotas resbalar por la ventana, eso me lo enseñó mi mami. Si hace sol disfruto ver los perros correr, eso yo se lo enseñé a mami.

A propósito de mamá,  no se a cuantos sitios me ha llevado buscando un lugar para mi, ese que explote todos mis talentos y habilidades.  Siempre cuenta mi historia como si fuera la primera vez  y sabe exactamente qué me conviene y qué no porque me lo dirá. Yo también le ayudo a esa elección,  le doy señales porque de sitios también soy conocedor.

Me gustan los Simpson´s y Homero es mi favorito porque generalmente hará lo que dice, es un personaje predecible y auténtico. No me muestren noticieros, ni telenovelas. Pero me  gusta una peli de acción (las de zombies me encantan) y la disfruto más la tercera vez que la vea porque se qué va a pasar.

No como lo que debería pero la mayoría de las veces  mis sentidos deciden el menú,  prefiero una cosa a la vez por eso una salsa con más de tres ingredientes es imposible para mi. Repito soy más simple que complejo. No me resisto a una donut y creo que ya lo notaron porque tengo que trabajar para ganármela (si arreglo mi cuarto,  si me porto bien en el centro comercial…).

Me gusta poder elegir… el sabor del helado, el color de ropa que usaré o me avisen quién vendrá de visita. Escojo frutos rojos, escojo chaqueta marrón y sonreiré y saludare la visita solo porque anticiparlo cambió el escenario.  

No me divierte para nada tener una rabieta,  pero si no escuchan mis señales,  me haré entender de la forma más evidente posible. Tendrás que ejercitar la paciencia y guardar en tu memoria esas señales. Aprenderás con el tiempo a escucharme a comprender mi inusual forma de ver el mundo,  diferente no quiere decir que sea mala.

No conozco otra forma de ser que esta,  me acompaña desde que nací,  por eso no le añadas intención a mis conductas,  no quiero salirme con la mía, ni planeo como hacerte la vida cuadritos. Esa intencionalidad está fuera de mi alcance. Si de formas de ser se trata soy honesto y concreto,  a veces hasta ingenuo. 

En general disfruto de cada día,  aunque por esta época mi ánimo ande un poco de cabeza,  demasiados cambios y demasiadas personas diciéndome qué debo hacer.  Me gustaría que fueran claros cuando de expectativas se trata,  prefiero escuchar proyectos, eso me llena de esperanzas,  porque capaz si soy,  pero necesito escuchar que puedo serlo. Necesito demostrar que puedo serlo. Para ello requiero de ayuda y así verán cuán fantástico soy  a pesar de tener una etiqueta que me precede pero no me define:  autismo.

                                                         Este soy yo,  aliéntame,  no me juzgues.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy 2 de abril se conmemora el día Internacional del Autismo. Para las madres, padres y familias de personas con autismo:  sigamos adelante,  que la esperanza y el coraje sea nuestra bandera. Para los profesionales: acompáñenos  en este camino y para las personas maravillosas que viven su día guerreandola contra el autismo:  sigan inspirándonos porque ustedes son nuestra fuerza.

4 pensamientos en “2 de Abril: Sebastián, ese soy yo.

  1. Que bonito leer cosas como ésta, me hacen soñar y tener ilusiones acerca de mi hijo, me invitan a mirar más y hablar menos, a disfrutar de los pequeños y significativos logros, Sebastián es un joven excepcional, que alegría ver que el amor incondicional de una madre puede derribar barreras, y que aparte del amor hay dedicación, tiempo, estudio, empoderamiento, y que de la mano de sus capacidades y su desarrolo biológico se puede hacer posible lo imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s