Modulación sensorial: siempre necesaria.

Uno de los primeros síntomas que generaron incertidumbre en el desarrollo de mi hijo fue la dificultad para abrazarlo o alzarlo,  era como si le doliera que lo tocaran y es que en realidad,  como lo describen testimonios de adultos con autismo de alto funcionamiento,  la hipersensibilidad tactil se asemeja al dolor.

Creo que dentro de las terapias “aleatorias” que aplicaban a mi hijo una tuvo resultados productivos inmediatos y fue la terapia sensorial. Recuerdo curiosamente un instrumento artesanal que nos sugirió la terapéuta: una bola de caucho adaptada a una varita de plástico, algo así como un martillo redondo con el cual se daban suaves toques por todo el cuerpo empezando por las piernas y finalizando en el rostro. A Sebastián le encantaba y se quedaba quietecito mientras “arreglábamos a pinocho” como le decíamos a la terapia.

Luego pasamos al cepillado.  Conseguir un cepillo quirúrgico no era fácil y nos hicimos a uno con cerdas naturales muy suavecito; cepillaba las piernas, la barriguita,  la espalda (sin tocar la columna) y los brazos,  haciendo énfasis en la palma de las manos que usualmente mantenía cerradas o las abría cuando se encontraba ansioso y se mordía el dorso de la mano. Tanto los “toquecitos” como el cepillado finalizaban con un masaje realizado ya fuera con aceite de naranja (que la verdad no toleraba mucho) o con crema Johnson`s de lavanda y manzanilla,  concluyendo con presión firme en brazos y piernas.  La defensividad tactil se redujo impresionantemente y se convirtió en la mejor forma para que se durmiera.  Todo esto guiado por la única terapeuta que dio en el blanco en ese momento (4 añitos de Sebas).

Los otros sentidos hiper o hiposensibles también fueron trabajados tanto en consultorio como en casa. Los hiper (oído, tacto) y los hipo (gusto, vista, vestibular y olfato),  aunque tenía periodos donde podían fluctuar y cambiar su percepción sensorial y era ahí cuando el cepillado debía suspenderse porque le resultaba molesto,  por ejemplo.

Pero cómo saber qué sentido estaba exacerbado y cual “apagado”? observando. Cuando su visión se volvía hiposensible buscaba estimulación,  entonces se exponía a si mismo a fuentes intensas de luz,  había que estar pendientes para que no lo hiciera por riesgo a una lesión y con la terapéuta trabajamos con papeles de colores,  celofán y metalizados,  luces de navidad,  etc.

En cuanto a los sonidos ¡ay Dios!!! podía escuchar caer una aguja en el otro cuarto pero ignorar cuando se le llamaba. Su hipersensibilidad auditiva hacía que en un acto desesperado por evitar los estimulos sonoros se desconectara auditivamente. Aún hoy en día es su talón de Aquiles.  Se que una rabieta inusitada puede tener como causa un estímulo sonoro invasivo para él pero imperceptible para quienes lo rodeamos. Por eso me han aconsejado exponerlo a fuentes sonoras que le resulten molestas pero de manera progresiva,  anticipando dicho sonido.  Cuando preparamos jugo le anticipo que voy a encender la licuadora, él se tapa los oídos. Le pido que la active sin miedo,  entonces se tapa solo un oído con la mano y el otro lo inclina sobre el hombro mientras oprime el botón,  en un acto de segura valentía,  hasta que se va desensibilizando.  Es una tarea que actualmente hacemos con éxito ocasional pues no siempre está de ánimo.

Me extendería montones con cada experiencia sensorial negativa y positiva de Sebastián,  porque cada día estamos bombardeados por sonidos, luces, frío,  calor etc.  La integración sensorial considero que es fundamental para relacionarse con el entorno y mucho más para una persona con autismo.  Si logramos conocerlos,  entenderlos y modular ese aspecto de sus vidas,  les quitaremos bastante estrés.  Es una labor que debe continuar,  un trabajo siempre necesario sin importar la edad,  solo siendo recursivos,  observadores y ayudados por la imprescindible terapeuta.

Les dejo dos documentos relacionados con este importante tema,  espero les sea de utilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s