Un paso gigante y necesario.

Gracias a la Liga Colombiana de Autismo que me ha hecho llegar tan buena noticia:  Colombia ratificó esta semana la Convención de los derechos de las personas en situación de discapacidad. Fue adoptada en 2006 y entro en vigencia en el 2008 y “se convierte en la herramienta para combatir la discriminación,  exclusión y cualquier otra forma de vulneración de derechos,  garantizando igualdad de oportunidades y respeto a su dignidad como seres humanos” (Angelino Garzón, Vicepresidente de la República). Colombia sería el país número 100 en ratificar la Convención.

Esto permite pasar de los formalismos a la realidad.  Muchas veces si  un Derecho de Petición (mecanismo jurídico que se utiliza en Colombia para hacer valer derechos y atender necesidades en poco tiempo) se respaldaba en los artículos del documento de la ONU para reclamar por ejemplo educación, no se tomaba como de obligatorio cumplimiento,  era algo así como un bonito discurso y nada más. La ratificación permite el monitoreo y seguimiento,  pero sobretodo el compromiso serio de darles el lugar que siempre han debido tener las personas con discapacidad.

La tarea ahora es hacer visible la discapacidad cognitiva más desconocida y poco investigada en nuestro país: El Autismo.  Los estudios demográficos son muy antiguos y necesitamos censos poblacionales acutalizados,  unión con otras entidades del estado y creación de oportunidades reales y sostenibles.  Es importante que se vigile a los organismos de salud pues sucede que ya en la primera cita sin valoraciones o estudios previos se les medica automáticamente. Imprescindible también el seguimiento al sistema educativo que convirtió al autismo en el terror de la integración,  es necesario capacitar a los maestros sobre todo en la detección temprana del autismo que suele evidenciarse en las aulas de preescolar mucho antes que en el consultorio médico.

Es un paso gigante el que se ha dado en medio de tantas dificultades que atraviesa nuestro país,  una luz de esperanza para nuestros hijos que debemos ponderar y difundir. Hay mucho trabajo por hacer y esto alimenta nuestro camino. Ya era hora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s