Aprenden tan rápido

Siempre quise que Sebastián entrara a clases de natación por aquello del agua,   la relajación y ocupar su tiempo libre,  no elevé mis expectativas más allá de la diversión pero mi hijo me sorprendió.  La profesora de natación me ha dejado entrar a la piscina para que viera los avances,  primero giraba en la piscina haciendo remolinos,  jugueteando,  yo pensé que se refería a eso,  a su tranquilidad en el agua pero no esa no era la sorpresa.  Le ha dicho recuéstate y flota,  yo, pésima nadadora me he visto impresionada al ver a Sebastián atravesar la piscina flotando maravillosamente.  Ahora se lanza al agua sin temor cuando hasta hace unos meses entrar al agua le tomaba un buen tiempo.  No capturé el momento con mi cámara porque solo me quedé contemplando la destreza de mi hombrecito pero de unas pocas fotos comparto una muy linda.  La lección:  para nuestros hijos los límites no existen, siempre nos darán sorpresas de esas que animan a seguir motivándolos.  urrraaaa!!!! Ahora que debo ingresar al agua con él por regla de la escuela se darán cuenta que quien me enseñará sera mi hijo. A ver si este profe me tiene paciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s