Lo bueno y necesario de la Integración.

Fiesta de disfraces

El prejuicio se basa no tanto en lo que uno odia o le desagrada, ya sean ideas, actividades o gente, sino en el hecho de que es más fácil y más seguro quedarse con lo conocido. Wayne Dyer

Hace un tiempo una universidad colombiana dedicada a la formación de docentes realizó una investigación donde desvirtuaba los beneficios de la integración de alumnos especiales a aulas regulares;  uno de sus argumentos era que el estrés y la distracción que ocasionaban en la clase estos alumnos con NEE limitaban el aprendizaje de los otros niños. Igualmente aseguraban que como consecuencia de la incapacidad de algunos maestros de abordar a  los niños especiales estos quedaban relegados en un rincón recibiendo atención esporádicamente.  La solución: educación especial. Se esperaría y sería más equitativo que la solución fuese capacitación para los docentes y más investigación,  como siempre el problema son los alumnos.

Por esta razón me parece conveniente traer los beneficios y recomendaciones de la integración expuestos hace algunos años por el programa TEACCH (Autora: Kerry Hogan)

1. Cuando los estudiantes con autismo son integrados en el aula regular sería mejor hacerlo así en clases que sean interesantes para ellos y que se relacionen con sus puntos fuertes.  Por ejemplo, los estudiantes impedidos son a menudo integrados en clases de educación física .  Semejante estrategia probablemente no tendría éxito con los niños con autismo.  La naturaleza social de este tipo de clase y la falta relativa de estructura haría difícil para ellos tener éxito en este lugar.  Ellos serían mucho más exitosos si se pusieran en una clase como matemáticas, y optativas, como computadoras que son puntos fuertes académicos, intereses fuertes, y tienen lugar en un lugar estructurado.

2. Muchos estudiantes con autismo de alto funcionamiento (EAAF) han tenido mucho éxito en la escuela cuando ellos son apoyados por un ayudante individual De nuevo ésta debería ser una persona que sabe de autismo.  Semejante persona se beneficiaría de recibir entrenamiento específico con respecto a los EAAF.  El papel de esta persona no debe ser servir como la sombra del estudiante que camina y le auxilia siempre que un problema aparece.  En cambio, el ayudante es muy útil cuando ella o él ayudan desarrollando y llevando a cabo la estructura (horarios, modificando asignaciones, listas, etc.) eso será útil para aumentar la independencia del  niño Este ayudante también puede asegurarse de que estas estructuras se llevan a cabo a lo largo del día.  Incluso cuando el estudiante con autismo está pasándose tiempo en una clase de educación especial, podría ser útil para él tener al ayudante presente.  En esta situación el ayudante podría ser responsable de llevar a cabo la estructura y asegurarse de que las tareas e instrucciones del estudiante se corresponden con las presentadas en la clase regular Esto podría ser necesario cuando sus compañeros en una aula de educación especial pueden no tener habilidades académicas comparable a las suyas.

3. Proporcionar a un estudiante con autismo oportunidades estructuradas para interactuar con iguales puede ayudarle a desarrollar sus habilidades  sociales. Simplemente ponerlo en situaciones donde otros niños están presentes, sin embargo, es improbable que sea de ayuda.  En cambio, invitar a estudiantes a su clase de educación especial para jugar juegos estructurados es una manera especial de darle oportunidades de interactuar mientras mantiene la interacción enfocada en un determinado de juego. En algunos casos, proporcionar a los iguales información sencilla sobre el autismo es probable que haga las interacciones más exitosas porque ellos sabrán más sobre por qué él hace las cosas que les parecen extrañas.

4.  Un estudiante con autismo también podría beneficiarse de tener un compañero asignado que lo acompañe en algunas situaciones sociales menos estructuradas. Por ejemplo, un estudiante mayor maduro podría ofrecerse a sentarse a comer con él dos días cada semana y ayudarle a actuar recíprocamente con otros estudiantes en ese entorno.  Tales compañeros también podrían ayudarle a desarrollar habilidades de ocio.  A menudo un muchacho mayor o un hombre joven puede servir en cierto modo como un modelo del papel en una forma más atractiva a los niños con autismo que cuando los adultos les dicen cómo comportarse.

5. Cuando usted está preparando a las personas con autismo para trabajar o jugar independientemente, ellos serán muy exitosos si usted les proporciona la siguiente información:

  1. ¿Qué esperan que yo haga? (trabajo, juego, quehaceres, conversación, etc.)
  2. ¿Cuánto tiempo esperan que lo haga?
  3. ¿Cómo sabré yo cuándo yo termino?
  4. ¿ Qué haré yo luego?

Sabiendo por adelantado las respuestas a estas preguntas, el niño tendrá más éxito y será independiente completando las actividades.  Tener una comprensión clara de lo que está pasando y lo que se supone que ellos deben hacer también disminuirá cualquier ansiedad que ellos sienten cuando son inseguros e incapaces de pedir aclaraciones y por lo tanto disminuiran las conductas disruptivas.

6. A menudo las rabietas y las conductas impulsivas de estudiantes con autismo de alto funcionamiento pueden parecer que son manipuladoras, o romper determinadas reglas, o una grosería  intencionada. En la mayoría de los casos estos problemas se relacionarán con el autismo del niño y deben dirigirse de maneras que son diferentes que las maneras con que podrían dirigirse conductas en otros niños.  Hay varias estrategias alternativas que pueden ser útil para dirigir conductas que han sido previamente problemáticas.

Primero, muchos de los problemas de conducta aparecidos en el pasado se prevendrán si las estrategias de más arriba son desarrolladas.  Cuando un niño con autismo de alto funcionamiento entiende lo que está pasando es menos probable que él o ella se trastorne.  El uso de horarios escritos, las instrucciones escritas, y las rutinas ayudarán a que el niño entienda lo que está pasando mejor que en el pasado.  Escribir un horario en un modo que ayude al niño a anticipar los cambios ayudará a que él permanezca tranquilo cuando esos cambios ocurran y escribir actividades en su horario que sean atractivas para él aumentarán su interés por seguir el horario.

A menudo las personas con autismo de alto funcionamiento son impulsivas.  Ellos necesitarán preparación especial antes de entrar en nuevas situaciones.  Esto podría requerir tener a alguien que esté familiarizado con el niño “explorando” la situación para anticiparse a posibles problemas y después escriba reglas que el niño con autismo de alto funcionamiento pueda repasar y pueda guardar con él cuando él entra en esa situación. Si el niño aùn no lee o escribe se pueden implementar imágenes o dibujos sobre situaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s