Ejercicios Sensoriales.

Probando texturas en el jardín.

Quiero complementar la entrada anterior con la Dieta Sensorial,  aunque yo la llamaría ejercicios sensoriales por aquello de la asociación que se hace dieta-alimento.  Notarán cuánto de juego hay en estas actividades y es que debe ser así.  Nada impuesto,  ni por obligación,  ni siquiera mencionando “terapia”,  ya bastante han tenido nuestros hijos de esa palabra en sus vidas. Busquen que las actividades sean divertidas y en espacios enriquecedores.  Algunos ejercicios en realidad se vuelven cotidianos y allí está el éxito. Estén atentos a la “energía” de sus hijos,  pues no siempre estarán dispuestos a exponer sus sentidos a nuevas sensaciones y sobre todo sean recursivos,  no es necesario comprar equipos costosos y exclusivos. Algo más,  notarán que se dirige especialmente a los niños,  pero las actividades sensoriales y más en personas con autismo sirven sin importar si ya son grandecitos,  como mi hijo.

Gracias a Teayudaremos que me facilitó en enlace y al blog de Jazmin

DIETA SENSORIAL

Es un Programa individualizado de actividades diarias que ayudan al niños con DSI a mostrar un mejor desempeño, mas atento y adaptable.

En este caso la dieta se refiere a actividades sensoriales y no a alimentos.

Una dieta sensorial incluye varias combinaciones de actividades que son elegidas por el Terapéuta Ocupacional de acuerdo a las necesidades del niño.

Integración Sensorial y Dieta

“Aunque la intervención directa es la pieza fundamental en el proceso de tratamiento, la implementación de una dieta sensorial individualizada generalmente cubre las necesidades sensoriales del niño durante el Día”(Wilbarger, 1995).

Dieta Sensorial

Patricia Wilbarger desarrolló las primeras estrategias de intervención con dieta sensorial frente a una defensa sensorial.

La forma de tomar esta dieta es a través de intervalos regulares a lo largo del día.

Para que sea efectiva, la dieta debe incluir “pequeños platos principales y variedad de aperitivos”.

La dieta sensorial permite al niño ampliar sus oportunidades para recibir input sensorial en intervalos frecuentes, conectándolo mas hacia las actividades que tiene que hacer diariamente.

Debe cubrir todos los momentos del día, sobretodo aquellos dentro de la escuela y la casa.

Dieta Sensorial:

Actividades de Alerta

Actividades de Organización

Actividades Relajantes

Actividades de Alerta:

El niño hiposensible necesita ser “energizado” con estimulación para ponerse mas activo.

Masticar manzanas, zanahorias, apios, cereales, palitos de dientes, galletas de soda, cubos de hielo, palomitas de maíz o cualquier alimento crujiente. Hay sustitutos adecuados para la dieta del niño.

Rebotar sobre una pelota grande, de playa o terapéutica, lanzarse sobre una montaña de colchonetas o hacer rebotar una pequeña sobre la rodilla.

Saltar hacia a delante o hacia atrás sobre colchonetas. Pasar por encima o por debajo de colchonetas, saltar en un trampolín o pasar por debajo de él. Aplastarlo sobre el suelo si no hay nada disponible.

Tomar un baño para la estimulación del agua sobre la piel. Se puede empezar con agua clara y luego agregar burbujas o jabón coloreado. Vigilar las alergias.

Jugar sobre una gran batea llena de granitos de arroz, frijoles, pallares, arena, piedrecillas o agua.

Pintar con los dedos con temperas para luego agregar arena, cereal, arroz u otras texturas.
El trabajo con crema de afeitar debe de ser supervisado. Luego agregar tintes de colores.

Existen diferentes actividades como estas. Sé inventivo y hazlo interesante para el niño.

Estos cambios ayudarán al niño a adaptarse mejor ante nuevas situaciones, ya que su mundo siempre esta cambiando.

Actividades de Organización:

Estas actividades ayudan al niño a ajustar sus respuestas y así regularlas mejor.

De manera temporal se altera el sistema sensorial para un funcionamiento adecuado.

Masticar la comida que le guste: pan, pizza, frutas secas, queso, gomitas, o comida rica en fibra.

Estando en posición boca arriba o boca abajo: en el pasamanos, en el cilindro o caminar de manos. Con cuidado y sin dejar a los niños solos. Tomar medidas de seguridad.

Escalando una escalera alta, subir por una soga. Tomar medidas de seguridad.

Empujar o jalar objetos pesados como mobiliario, la aspiradora, juguetes, triciclos, carretillas con juguetes o libros, carretillas del supermercado, o las bolsas de compras.

Actividades Relajantes:

Estas actividades son fundamentales para el niño hipersensible. Ayuda a disminuir su respuesta desbordada a la estimulación.

También ayuda a calmar la agresión, redireccionar la atención y relajar al individuo luego de cada sesión.

Mecerlo, abrazarlo cálidamente, frotarle la espalda, tenerlo en el regazo.

Escuchar música o ver videos relajantes. Particularmente me gusta trabajar con MUSICA EQUILIBRANTE

Empujar la pared con la espalda, nalgas, hombros, mano o cabeza.

Mecerlo de adelante- atrás, de lado a lado, sentado u echado, con movimientos lentos.

Girarlo lentamente.

Tomar un baño y hacer movimientos relajantes con el niño.

Recomendaciones Generales:

Cada niño procesa la estimulación sensorial de manera diferente.

El terapeuta Ocupacional debe discernir en que medida y contexto las actividades son apropiadas.

Debe conjuntamente con los otros cuidadores del niño monitorear sus respuestas a las estrategias para determinar la efectividad de la dieta.

Lineamientos para elaborar una Dieta:

Establezca tiempos específicos durante el día para una secuencia estructurada, como después del desayuno, después del colegio y antes de dormir.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s